jueves, 18 de febrero de 2016

La música nunca dejó de sonar


The music Never Stopped (La música nunca dejó de sonar)  es una película del año 2011, cuyo director es  Jim Kohlberg.  La historia comienza con una llamada a Henry y Helen, comunicándole que su hijo se encuentra ingresado y padece de un tumor cerebral, impidiéndole recordar y generar nuevos recuerdos. La relación entre padre e hijo es nefasta, la cual acabó hace muchos años cuando Gabriel (hijo) se marcha de casa por la actitud de su padre respecto a  los sueños de Gabriel. 

A pesar de que Henry, personaje al que le da vida J.K. Simmons, se muestra reacio a ver a su hijo, acabe por implicarse en su recuperación. Aunque al principio no muestre síntomas de recuperación, él, como padre que es, busca otra alternativa y la encuentra en una terapia musical, dado que Gabriel era y es un gran fan de los grupos de Rock, sobretodo de Grateful Dead.

OPINIÓN PERSONAL

Lo puedo decir en dos palabras: Me encanta. Me vuelve a encantar este drama, cuyo temas principales son la importancia de la música y la relación paterna filial. La terapia, basada en un estudio de Oliver Sacks, trata de demostrar como una determinada canción la asociamos a una concreta persona, lugar o, en general, circunstancia de la vida. Así como se muestra también como  la pasión de la música se hereda de Henry a Gabriel, distinta clase de música pero al fin y al cabo música.

A todo fan de la música, una determinada canción le recordará  a algún amor perdido o presente, personas que ya no están, etapas maravillosas de su vida. Se muestra, en general, el poder de la música ^^. Así como que nunca se debe dar por perdida una relación de cualquier índole, pues el transcurso del tiempo y las diferencias no siempre matan el vínculo que existen entre dos personas. Yo lo se porque lo he vivido, a pesar del transcurso del tiempo y la distancia que suele poner este, me reencontré con personas, que creían que nunca volverían, y han vuelto,en unos casos no de la forma que uno quiere y en otros casos la relación se ha vuelto incluso más fuerte. A veces, no siempre hacemos lo correcto, porque nuestro concepto de lo correcto puede dañar a otros y luego nos damos cuenta que nos equivocamos. Y eso es lo que le pasa al padre de Gabriel :).

 No quiero revelar que pasa al final con la terapia, prefiero que la veáis vosotros y opinéis, pero si decidís sumergiros en la historia puedo asegurar y aseguro que os emocionará.

No hay comentarios:

Publicar un comentario