sábado, 5 de marzo de 2016

¿Dónde nos encontramos?


No he podido escribir con anterioridad ya que esta semana ha sido un poco agobiante: trabajos, se acercan unos exámenes, ... Además, he querido terminar una serie de libros que llevaba tiempo querer acabar, pero que no le sacaba el suficiente tiempo, o por lo menos no el querido por mí. A mi rincón de libros acabados se suman:

-En primer lugar, La importancia de discutirlo todo de Oscar Wilde. Sinceramente, Wilde me ha sorprendido, nunca antes había leído obras suyas, pero estoy atrapado. Pronto, espero poder empezar El retrato de Dorian Gray.

-En segundo lugar,  Sobre el amor y la muerte de Patrick Süskind.

-En tercer lugar,hoy se sumará también, posiblemente, Una humilde propuesta de Jonathan Swift, al cual le dedicaré una reseña, que espero que sea de vuestro agrado.

La entrada de hoy se la dedicaré a un tema relevante de esta semana: la investidura de Pedro Sánchez. Esta semana, España ha sangrado un poco, diría yo. Nos encontramos totalmente en un contexto político y económico de incertidumbre: no hay acuerdo entre los partidos políticos y hay noticias de una supuesta crisis económica. Una vez más, se ha demostrado que clases de políticos tenemos, que, desentendiéndose  de sus votantes, se matan por el poder. ¿De verdad es esto lo que necesitamos?. Lo único sobre lo que hay acuerdo es sobre el cadáver político de cierto presidente en funciones; en cuanto a lo demás, parece que no es tan relevante poner en marcha España, siempre viene bien unas vacaciones. 

Ahora bien, Pedro Sánchez defendía su investidura para sacar inmediatamente del poder a Mariano Rajoy, pues, en caso contrario, estará mas tiempo como Presidente en funciones con las dolorosas funciones que puede desempeñar un Presidente funciones, nótese la ironía. Me pregunto: ¿no es peor colocar en el poder a la persona inadecuada durante 4 años?. Es decir, más vale colocar a cualquiera como jefe del Ejecutivo y sacar a Mariano Rajoy para no tenerlo 3 meses o más en el poder, según Pedro Sanchez. Vaya tontería, prefiero un consenso o, si fuera posible, un gobierno más equilibrado, y soportar un poco más a este hombre.

Por otro lado, Pablo Iglesias es un si y un no. Me ha gustado que criticara un pacto, en el que se incluye ideas de partidos contradictorios y no se sabría al final si dicho pacto se cumpliría o no. No obstante, habría que tener en cuenta si los partidos cederían en su respectivo momento, por ejemplo, en el tema de las Diputaciones; en tal caso, creo que no hubiera estado nada mal el pacto. Por el contrario, un hombre que mira al pasado nunca tendrá futuro, y me  estoy refiriendo a sacar el tema de Felipe González, cosa que no me parece del todo adecuada, pues el momento de ese hombre ha pasado, aunque siga manejando los hilos. A mí tampoco me gusta demasiado Felipe González, no se puede defender a un presidente que atento contra los valores democráticos que se supone que debe defender. No defiendo ninguna organización terrorista, estoy defendiendo el derecho a un proceso al que tiene o debería acceso tener toda persona con independencia de que sea un delincuente o no, ya que, en el caso de incurrir en lo mismo que Felipe González, nosotros nos estaríamos condenando como delincuentes, pues hacemos lo mismo y no habría diferencia entre ellos y nosotros.

En cuanto a Mariano Rajoy, siento que su tiempo ha pasado. Es la hora de generaciones nuevas, dónde debemos adaptarnos a los cambios y no vivir con una Constitución llena de cuervos. Siento que este hombre podría haberlo hecho mejor pero también lo tenía todo en contra, desde que llego a Presidente ha sido criticado en todos los aspectos posibles de su Gobierno aunque el mismo se ofreció como solución al país y parece ser que no lo es.

De Albert Rivera no sé que opinar. A veces, por un lado, creo que es un poco contradictorio, en otros momentos, por otro lado, parece que busca lo mejor para el país. El mismo se ofrece como el CAMBIO pero tampoco veo en su partido político un cambio radical, que tal vez es lo que necesitamos. Si me gusto que le dijera a Pablo Iglesias que debería ser más tolerante y no querer imponer lo suyo, pues ese no ha sido el resultado que vomitaron las ultimas elecciones. También podría decir de este hombre que al menos, a diferencia del resto, estaba y supongo que estará dispuesto a ceder en aspectos de su programa o eso es lo que ha demostrado, o eso veo yo.

Respecto a los nacionalistas, creo que se le debería dar más voz pero no concederle todo lo pedido.  Sin embargo, soy de los que piensan que las Comunidades Autónomas deberían eliminarse, medida que de momento no se contempla. De alguna manera, Pablo Iglesias parece ser el único que los escucha pero creo que es más para poder contar con sus votos y llegar a Presidente, lo que no me parece demasiado correcto para el bien común.

Y parece ser que como las próximas elecciones vuelvan a arrojar un resultado complejo de mezclar, nos encontraremos en la misma situación. Apenas se cede, no se escucha al electorado y lo único que interesa es la conquista por la Moncloa. El paro sube y la bolsa baja. Noticias de una supuesta crisis económica, de la cual se duda, pues España se encuentra en pleno crecimiento. No tenemos presidente en condiciones, pero no os derrumbéis, es gracioso pero países sin Gobierno, por encontrarse en una situación política parecida, han crecido, como puede ser el caso de Bélgica, la cual, creo, que estuvo más de un año sin Gobierno. Atentos, que lo hizo en todos los aspectos: PIB, déficit, paro y salario. Viendo el contexto en el que se encuentra sumido España, tal vez, lo mejor no sea tener Presidente hasta que nos encontremos con el candidato ideal, que, por cierto, el Rey podría proponer a otra persona que no sea de los partidos políticos y que los diputados decidan. 

2 comentarios:

  1. "No tenemos presidente en condiciones, pero no os derrumbéis".

    Está bien, la moral alta, pero es muy difícil. El paro sube, es nuestro mayor mal. Yo te digo que el futuro está negrísimo. Mi familia, todos los miembros en paro, y sobreviviendo con los 400 euros de ayuda. ¿Ayuda? ¡Queremos un trabajo! Eso sí sería ayuda. Y yo te digo que paso de los 30, y nunca he trabajado.

    España no es comparable a Bélgica, y no estés con la esperanza que nuestro sino va a ser igual que el de los belgas: España es un país tercermundista, vamos muy atrasados en todo. Hace falta tener huevos para cambiar, eso por lo que tanto abogan los politiquillos de turno que tenemos, pero no es que no se atrevan, no quieren, y porque les conviene. Triste, pero real.

    Y por otra parte, el Rey si tuviera "voz y voto" (ironía) como en siglos atrás, te aseguro que estaríamos, como más de alguna vez he oído decir a los políticos, "en la Champions League de Europa". ¿Crecimiento económico? Qué fácil nos venden la moto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, lo siento. Había mucha ironía, por mi parte, cuando escribí lo de Bélgica, ya que, también, pienso que somos dos mundos muy distintos.

      Eliminar