domingo, 3 de abril de 2016

¿Por qué leer?

Recuerdo que hace algunos años una persona me llegó a preguntar el motivo por el cual leo. Mi respuesta fue que la lectura es un placer que se puede obtener por el mínimo precio y no tiene nada de perjudicial. Me ofrecen diversión y compañía; no creo que nadie se pueda sentir solo con un buen libro entre las manos. Me enseñan y aprendo de diversos temas, me ayudan a ser mejor conversador y a comprender mejor otros asuntos, incluso a otras personas con un punto de vista opuesto al mío. Me ayuda a ser más tolerante y a solucionar problemas.A veces, te puedan dar valor cuando te inspiran el algún personaje querido.

Fuera de todo ello, la lectura me aísla en un mundo lejano y contrario al mundo en el que vivimos. Allí no existen los problemas diarios que nos encontramos en la vida diaria. Llega un momento en que no diferencias entre tu y el personaje, tú sientes a través el. Cuando ese personaje es tan querido, no hay mayor dolor que cerrar el libro y saber que se acaba la historia, que todo un universo llega a su fin. Eso me paso durante la adolescencia con varias novelas de fantasía: la saga El legado, El señor de los anillos, El señor del tiempo, Harry Potter ... A pesar de esa tristeza y dolor, continuamos como continua la vida. A través de la lectura voy a sitio que nadie más podría encontrar. También me enamoro, bailo, lucho, bebo, vuelo, ... Hago tantas cosas que no podría citarlas en toda una vida. Por ello, se dice que la persona que lee no vive una vida sino mil vidas y cada una es distinta.


Quien no haya pasado tardes enteras delante de un libro, con las orejas ardiéndole y el pelo caído por la cara, leyendo y leyendo, olvidado del mundo y sin darse cuenta de que tenía hambre o se estaba quedando helado... Quien nunca haya leído en secreto a la luz de una linterna, bajo la manta, porque Papá o Mamá o alguna otra persona solícita le ha apagado la luz con el argumento bien intencionado de que tiene que dormir, porque mañana hay que levantarse tempranito... Quien nunca haya llorado abierta o disimuladamente lágrimas amargas, porque una historia maravillosa acaba y había que decir adiós a personajes con los que había corrido tantas aventuras, a los que quería y admiraba, por los que había temido y rezado, y sin cuya compañía la vida le parecería vacía y sin sentido...Quien no conozca todo eso por propia experiencia, no podrá comprender ...    -La historia interminable-

2 comentarios:

  1. Hola Juanma, soy Celeste del blog Un viaje en papel y he llegado a tu blog a través de el de Silvia. Es un placer descubrir tu blog y entradas como esta. Al igual que tú amo los libros y el placer de leer no se compara con nada e incluso creo que es imposible de hacérselo entender a alguien que no lee verdad?
    Me encanta lo que dices acá y comparto cada palabra, no hay mucho mas que agregar.
    No conocía ese fragmento de La historia interminable y me ha fascinado! gracias por compartirlo :)

    un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Celeste! Antes de nada, gracias por pasar, comentar y seguirme! La verdad que los libros más que una pasión es un vicio. Dan sentido a tantas cosas ^^.

      En cuanto pueda me paso por tu blog!

      Un saludo

      Eliminar