martes, 22 de noviembre de 2016

Te quise, te quiero y te querré


¿Te acuerdas de la última vez que te vi? Yo aún te recuerdo. Recuerdo tenerte abrazada pero decías que tú, también, tenías mucho en lo que pensar. Y hablabas y hablabas en voz alta pero nadie te escuchaba. Tus palabras, aunque bien dichas, no podían penetrar en un corazón ya apuñalado y destrozado por otras palabras como puñales. No puedo fingir ser otro, ya, a veces, me cuesta fingir ser yo mismo. 

Y después de todo este tiempo, lo único que queda son unos cuantos dibujos, unas cuantas cartas, unas cuantas entradas de cine o teatro, unos cuantos regalos, unos cuantos recuerdos imperecederos, que valen más que cualquier fotografía. Algunos o algunas de esas cosas se desvanecerán; otras, imposibles de desaparición, dejaron una huella, una pequeña huella en un lugar abandonado o que siempre trate de ocultar con el velo de un pasado presuntamente ya olvidado. Y aunque no lo creas, tome todo lo que dejaste como herencia y lo hice mío. Todos esos días soleados o nublados, todas esas palabras malas o buenas, todas esas lagrimas de alegría o tristeza, son mías. Tan mías que seguramente nunca compartiré, pues temo que un mundo entero pudiera conocer y murmurar a mis espaldas. No quiero utilizar la palabra secreto pero hay algunas cosas que nunca estuvieron, están o estarán preparadas para ser contadas por no poder ser comprendidas o entendidas por el hombre actual, ya ciego a todo amor o pasión. Y si escribo esto no es por hacerte mal, y si alguna vez te hice daño, tú nunca fuiste la razón. Recuerda que simplemente soy un hombre colmado de vicios o virtudes, de destreza e inutilidad, y, sobretodo, a veces, aplastado por el peso del mundo. Pero si hay algo que debes recordar, algo que merece la pena y que es de gran capital, es que una vez, por no decir todos los días, pensé y pienso que un día sin tocarte, sin abrazarte, sin besarte, sin sentirte, sin oír tu voz, es un día aciago de color gris olvidado.
Como sobre todo hombre hay un cielo lleno de estrellas, tu fuiste la razón por la que hoy ese cielo, en antaño oscuro, es resplandeciente. Muchas veces son las que miro hacia arriba para que ellas me guíen y, en otras ocasiones, simplemente, por nostalgia o egoísmo. Y esa es la consecuencia de tu paso por mi vida; y espero, tal vez por egoísmo, otra vez, que similar efecto haya tenido yo en tu vida y no por simple rutina. Donde tu vistes acantilados en tu camino, yo avisté puentes y, por ello, acerté o creo haber acertado y por eso estás donde estás hoy. ¿Me puedo considerar al menos una pequeña estrella?
No me quiero tirar más flores, porque no sé si las merezco. Tampoco sé si tú las tirarías, ni después de leer lo que te escribo, ya que sencillamente son palabras, aunque a veces son el arma más mortífera.

Y, otra vez, aunque no lo creas, te quise, te quiero y te querré siempre.


lunes, 14 de noviembre de 2016

Yo acuso a los Memes


De nuevo, el PP en su labor de mejorar España ha presentado una reforma de la Ley Orgánica de protección al honor, intimidad personal y familiar y propia imagen (LO 1/1982) con la finalidad de tipificar como delito "los memes", esas imágenes, irónicas o humorísticas, que circulan por internet con un mensaje, normalmente, informativo, también irónico o humorístico. ¿Por qué tipificarlas? Según el Partido Popular, tales imágenes circulan sin la autorización de la persona afectada o supuestamente perjudicada, teniendo como consecuencia una lesión al derecho al honor. Ya tenemos una ley mordaza que supune, realmente, una grave limitación de los Derechos Fundamentales, llegando incluso dicha ley a ser condenada por la comunidad internacional y suspendiendo a España en Derechos Fundamentales por parte de la ONU.

Ahora bien, no penséis que el derecho el honor no está protegido, se puede acudir a las instancias judiciales con la finalidad de reparar el perjuicio causado, incluso llegar al Tribunal Constitucional en virtud de un recurso de amparo. Os preguntaréis, ¿por qué esta reforma? Muy fácil, como regla general, los órganos judiciales hacen prevalecer la libertad de expresión sobre el derecho la honor en el caso de cargos públicos, ya que éstos serán o suelen ser objeto de crítica en una democracia donde reina la libertad de pensamiento y la difusión de éstos, amparadas por la libertad de expresión. La libertad expresión es la idea bajo la que subyace otras libertades como la libertad imprenta, libertad de creación artística,literaria, científica, ... Todas ellas con la finalidad de ilustrar al pueblo y mostrar a los gobernantes el pensamiento crítico, es decir, es un vehículo entre pueblo y gobierno. Agustín de Argüelles expreso, en relación con la libertad de imprenta, que entiendo que es extensible a la libertad de expresión, que su censura es el estancamiento del conocimiento, el enmudecimiento de los sabios y el levantamiento de la tiranía.

Los memes, en realidad, son la versión moderna de las caricaturas. Los memes son la versión moderna y actualizada de las caricaturas de antaño. Baudelaire dijo: "una historia general de las caricaturas en sus relaciones con todos los hechos políticos y religiosos, graves o frívolos, relativos al espíritu nacional o a la moda, y que han agitado a la humanidad, resultaría una obra gloriosa e importante". Y las caricaturas se han utilizado desde el antiguo Egipto y es innegable que son simbólicamente  protestantes y críticas. Independientemente de su calidad, a lo que se  debe de atender es a la cantidad de información cultural, histórica, social y política que nos transmite con unos simples dibujos grotescos.

El gran difusor de las caricaturas fue la imprenta en el siglo XV, como lo puede ser Internet respecto a los memes en el siglo actual. En el siglo XV, la sociedad, en su mayoría, no sabía leer ni escribir, convirtiéndose la caricatura en un instrumento esencial mediante un lenguaje asequible para la gran mayoría. Es una de las pocas armas de crítica que tienen los pobres. Las caricaturas siempre han encontraron grandes barreras; la primera, tras la invención de la imprenta, fue la Iglesia Católica, porque ella controla "el texto sagrado" y su interpretación y a través de la difusión de la biblia, folletos y caricaturas, la sociedad entiendo que en los primeros tiempo del cristianismo no hacía falta rezar rodeado de lujos.

Han sido muchos los artistas los que han utilizado las caricaturas para mostrar su opinión: Goya, Daumier,  Guadalupe Posada, Mingote, ... Lo cierto es que en España con menos asiduidad, pero siempre hemos sido un país  al que le encanta las cadenas. Independientemente de un meme sea arte o no, es un instrumento de crítica política que su origen se encuentra en las primeras civilizaciones. Tratar de tipificar como delito los memes, me parece, simplemente, una burrada que atenta contra la libertad de pensamiento, la libertad de expresión,  la libertad de  creación de artísticas y a su difusión. Los memes a través de Internet gozan de una difusión universal, lo que permite que personas de otros países sepan o conozcan la situación de nuestro país. 

¿De verdad no hay otras cosas más importantes en el  país que tipificar los memes? No sé, tal vez los recortes, que, además de recortar en sanidad y educación, también os gusta recortar en Derechos Fundamentales. Decíais que el PP era el único que podía salvar a España de la catástrofe y ningún otro partido político podía, y llegáis y lo primero que hacéis es esto. Si algo está claro es que la libertad expresión es uno de las mayores manifestaciones de una sociedad sana y, en cambio, el honor simplemente es un valor moral positivizado, que, en ningún caso, debe prevalecer sobre la libertad de expresión de la mayoría de la sociedad y menos en el caso de un cargo público y en el desempeño de su gestión política.

¿Qué los memes molestan a los políticos y demás cargos públicos? Bueno, yo creo que si les molestan será por algo, algo malo habrán hecho.